icon-facebook icon-instagram icon-twitter icon-pinterest

TU PIEL HIDRATADA EN EL FRÍO

La hidratación en la piel es importante todo el año, pero cuando el clima cambia y baja la temperatura se necesitan aún más cuidados de los habituales. De otro modo tu piel estará áspera y de cocodrilo, tus labios resecos y hasta el pelo se te verá opaco, deshidratado y sin vida.

Aunque parezca complicado, ¡no lo es! Simplemente debes crear un hábito, aunque sea solo por estas fechas de frío, y te sentirás y verás más linda. Sigue nuestros siguientes consejos:

1. Usa hidratante. Aplica más cantidad de lo normal ya que en invierno la piel se reseca con más facilidad y necesita más producto para que se hidrate totalmente. Lleva un botecito de viaje con crema en tu bolsa para que siempre que te acuerdes la apliques en tus brazos, piernas y manos. También lleva agua termal para hidratar el rostro varias veces al día ¡sin arruinar tu makeup! Y por supuesto, no te olvides del bálsamo para labios en tu cosmetiquera.
Es importante que además tu rostro y cuerpo, hidrates tu pelo. Aplica una mascarilla o crema para peinar hidratante para que se vea sano y brilloso.

biotherm

Biotherm Lait Corporel Body Milk – Crema corporal
aquasource
Biotherm Aquasource – Crema facial

Carmex-Original-Lip-Balm
Carmex – Bálsamo para labios

moroccanoil
Moroccanoil Hydrating Styling Cream – Crema para peinar hidratante


2. Toma mucha agua. Toooodo el día. Muchas veces con las prisas nos olvidamos de tomar nuestro 8 vasos de agua obligados al día y esto hace que la piel se reseque más rápido. Además, si lo haces constantemente eliminas más rápido las toxinas, acelera tu metabolismo, disminuye el apetito y ¡hasta te cambia el humor!

Modera tu consumo de alcohol en esta época, mientras más tomes, más deshidratas tu cuerpo y se ve reflejado automáticamente en la piel (y en las ojeras). Si te tomas una copita, o dos, asegúrate de tomar más agua de lo normal al día siguiente para compensar tu organismo.


 

3. Consume Omega3. Incluye en tu dieta alimentos ricos en ácidos grasos como pescados, aceites, hojas de lechuga, semillas de chía y nueces. Estos alimentos, al ser portadores de grasas buenas, le brindan aceites a tu cuerpo que sirven como hidratantes naturales. ¡Pruébalos y verás como funcionan!


 

4. Haz ejercicio. El sudor es como un combustible para tu cuerpo, un hidratante natural. Además, hacer ejercicios cardiovasculares acelera tu metabolismo, lo que nos parece una súper opción para bajar todas esas extra calorías de las cenitas decembrinas, y hace que liberes serotonina. ¡A correr!

Sigue estos sencillos pasos para mejorar el aspecto de tu piel esta temporada de invierno. No olvides descansar lo suficiente para que tu cuerpo funcione a la perfección, elige muy bien los días en que te vas a desvelar y de verdad modérate con el consumo de ponche y vino, ¡tu piel te lo agradecerá!

 

Créditos:
Imagen producto: cortesía de las marcas
Imagen modelo: vía Glossier.com 

Comentarios

Deja un comentario