icon-facebook icon-instagram icon-twitter icon-pinterest

#BrainsAndBeauty: Help! Saturé Mis Tarjetas – 3 Tips Para Sanar Tu Deuda

Luisa estaba en problemas y quería verme para explicarme el motivo de su insomnio. Quedamos de vernos en un café, llegamos a la caja y me miró con ojos de súplica y me dijo “no traigo efectivo ¿me prestas?”. Desde ahí empecé a sospechar que algo extraño pasaba con sus tarjetas. Luisa era de esas personas que siempre prefería pagar con tarjeta porque le chocaba ir al banco pero necesita efectivo.

Nos sentamos a platicar y me confesó que era común que se quedara sin dinero después de cada quincena. Recapituló sus compras de cremas en las ofertas de El Palacio de Hierro, zapatos y bolsas pagados a meses sin intereses, y finalmente cómo la emoción por comprar se esfumó una vez que la realidad se asentó: tenía 3 tarjetas de crédito al tope.

No pude hacer más que comprenderla y empezar a desmenuzar el problema. Iniciamos con algunas cosas básicas para sanar su deuda:

 

1. Identifica claramente cuánto debes

Sus deudas se veían más o menos así:

  • Banamex: $58,000
  • Santander: $40,000
  • Palacio de Hierro:  $35,000
  • Scotiabank: $42,000

Entre todas sumaba un total de ¡$175,000! Algo que fue poco a poco creciendo con $1,000 o $2,000 pesos al mes, hoy hacía que le llegara el agua al cuello y la consecuencia inmediata era el malestar físico de no poder dormir.

 

2. Identifica tu tarjeta con el interés más alto

En tu estado de cuenta podrás ver una tasa que dice “CAT”, eso significa Costo Anual Total, y esta es la tasa que nos interesa. Las tasas siempre vienen en forma anual a menos que se indique lo contrario. Si por curiosidad quieres saber cuánto te cobran mensualmente cuando te retrasas en tu pago, divide el CAT entre 12.

 

3. Liquida una a la vez

Evita un mal buró de crédito pagando un poco a cada tarjeta, antes de ser mal evaluado tienes 3 meses para “atrasarte” sin obtener un gran tache en el buró. De esta forma puedes ir liquidando una tarjeta a la vez. La tarjeta que escojas para liquidar sugiero que sea la que tenga la tasa más alta. ¡No la uses en tus compras mientras la saldas!

 

Después de darle estos tips a mi querida amiga, pasaron unos meses y volvió conmigo para decirme “aun así no me está alcanzando para pagar mis gastos y liquidar mis deudas”. ¡Aghhhh! Así que esta historia no termina aquí.

 

Nos leemos pronto.

– Suzelle (@suzellemorris)

 

 

Imagen destacada: Elle Italia Noviembre 2012 

Comentarios

Deja un comentario