icon-facebook icon-instagram icon-twitter icon-pinterest

5 ERRORES AL APLICAR BLUSH

Tu #beautylook diario jamás se verá lindo y completo sin un toque de rubor o blush. Automáticamente cuando aplicas chapitas, tu rostro se ve con más vida y más iluminado, claro, si usas el adecuado para tu tono de piel.

Te compartimos los 5 errores más comunes que debes evitar al aplicar tu blush:

1. Usar un tono muy oscuro o claro para tu tipo de piel. El perfecto para ti es el color que se ponen tus mejillas cuando las pellizcas suavemente o después de ejercitarte.


2. Aplicarlo horizontalmente. Hay que respetar la forma de tu pómulo poniéndolo circularmente y con la brocha correcta: corta y redondita.


3. Que no sea de la misma familia de color que el lipstick. Esto es sumamente importante, si no lo respetas tu makeup se puede ver muy cargado y anti-natural. Mantén los tonos en armonía.


4. Que sea muy brilloso. El blush es para agregar color al rostro y no brillo. Si lo que buscas es iluminar tu piel, prefiere un iluminador y aplícalo sobre los pómulos, después del bronzer.


5. Que sea demasiado pesado y deje textura grumosa. Debes conocer tu tipo de piel para saber que textura de blush es la indicada para ti. Si tienes dudas, prefiere siempre el polvo.


Lo mejor de todo es que no tienes que comprometerte a usar un solo tono de rubor siempre, este puede cambiar dependiendo de la temporada que sea o del color de tu lipstick. Próximamente te compartiremos un post de cómo combinar el color de tus labios con tus mejillas. ¡No te lo pierdas!

 

Créditos:
Imagen modelo: cortesía Bobbi Brown

Comentarios

Deja un comentario