icon-facebook icon-instagram icon-twitter icon-pinterest

#RunPaolaRun: El Otro Lado De La Moneda, Lo Que Odian De Nosotros Los Que No Son Corredores

¡Hola! El mes pasado platicamos de las cosas no tan lindas de correr, pero hoy vamos a platicar de las cosas que odian todos aquellos que están a nuestro alrededor que NO SON CORREDORES (familia, amigos, novio, compañeros de trabajo, perro). Esas personas extrañas a las que no les gusta correr, porque sí mis queridas beauties, no todo mundo es monedita de oro. Ojo, no quiere decir que vamos a dejar de hacerlo (OBVIAMENTE NO) pero no esta de más hacer conciencia de lo insoportables que podemos ser.

 

Que los trates de convencer:  Sí, es padrísimo correr con la gente que quieres, sería lo máximo que tu novio te acompañe a todos los maratones y a todos los entrenamientos, que todos tus amigos dejaran de salir igual que tú los fines de semana. Pero NO, no todo mundo quiere correr, y que todo el día estemos intenseando “ay, a ver cuando vamos a correr”, “te va a encantar”, “si yo puedo tú puedes”, es INSOPORTABLE.

 

Que desaparezcas de la faz de la tierra:  ¡Lo odian! ¿Por qué? Seguramente es porque eres el alma de la fiesta, la persona más divertida del mundo y extrañan que estés con ellos tomando y desvelándote.  Pero no se preocupen, se les pasa y en algún momento dejan de pensar en ti para esas ocasiones. Por eso es importante de vez en cuando hacer una aparición magistral y demostrarles que “you still got it”.

 

Que toda tu vida gire alrededor de tus carreras:  Vámonos de viaje el X de Noviembre… “No puedo, es el fin de mi maratón”. “¡Ay que padre que te casas! Please no pongas la boda el X de Octubre que es mi maratón”. “No, tampoco puedo ese fin porque es un fin antes del maratón y no me quiero desvelar”.  ·Ya no tengo días de vacaciones porque me las gasté para mi viaje del maratón”. IN-SO-POR-TA-BLES.

 

Yo, yo, yo: Y los corredores que estén libres de pecado que tiren la primera piedra… más si están en manada y ellos son minoría, qué pesadilla.  Las conversaciones van a girar sí o sí sobre eso. Que si no has entrenado, que si ya te recuperaste, que a qué carrera vas a ir, que si quieres mejorar tu tiempo, bla bla bla bla.  Yo inmediatamente me pondría en mood de Charlie Brown con su maestra (Google it).

 

Que podemos comer “lo que queramos”:  “¿Todo eso te vas a comer?” (con cara juzgadora de persona envidiosa). Sí, sí, todo eso nos vamos a comer, porque podemos. ¡Nos odian! Pero pues nos lo merecemos. Cabe recalcar que la persona que nos dijo eso puede que tenga un cuerpazo espectacular, pero come 800 calorías al día (por favor, no intenten esto en casa) y se muere por comerse esos molletes, con un pan dulce y media orden de chilaquiles un sábado o domingo cualquiera.

 

Las endorfinas mañaneras:   Imaginen estar del otro lado de la moneda, haberte levantado y llegado directo a la oficina y que llegue una persona con la energía de la ardillita hiperactiva de la película “Over the Hedge” (Google it again) a platicarte… ¡La quieres ahorcar! Pero sean pacientes queridos haters que esta energía va bajando y por ahí de las 8 PM la ardilla energética apenas podrá entablar una conversación coherente.

 

Asi que beauties seamos más empáticas y entendamos que sí podemos ser un poquito (o bastantito) insoportables.  Le demos un respiro a la gente que esta a nuestro alrededor, sin dejar de intensear sutilmente porque claramente, una vez que estén en el dark side no tendremos porqué molestarnos en no molestarlos con nuestras intensidades (la que entendió entendió).

Y los que hacen triatlones, cross fit, yoga, Siclo… no se hagan ¡Ustedes son igual o PEORES! #TeamRunner

 

Imagen destacada: Adidas 

Comentarios

Deja un comentario

Lucila says

Te amooooo!!!!!!! 🙌🏻🙌🏻🙌🏻🙌🏻🙌🏻

Marisa Garcia says

Jajajaja tal cual!

Luchis Mtz says

Jajajajajaja sooooooo true!!!!!!!!! 🙋🏻‍♀️

Marsh says

Jaja love it