icon-facebook icon-instagram icon-twitter icon-pinterest

#BeautyMommy: Los Bebés y El Azúcar

¡Hola beauties! ¿Cómo están? Espero que listísimas para el verano. Ya que los niños terminaron la escuela, vienen días de playa y de descanso delicioso.

Yo estuve unos días en La Paz con un grupo de amigas y sus hijos, y mientras nosotros platicábamos de las dietas de moda, o del mejor detox, nos dimos cuenta de lo difícil que es alimentar correctamente a un bebé. Y es que a los niños les fascina la catsup, las milanesas, la nutella y los hotcakes. Y mientras un poco de azúcar durante las vacaciones está bien, ¿qué tanta azúcar y comida chatarra debemos darles a los niños?

La respuesta no es sencilla. Y es que muchas veces estamos cansadas y preferimos darles una milanesa con catsup para evitar 45 minutos de llanto y pelea. Y no olvidemos las piñatas, dónde mínimo tu chamaco se empaca 1 chocolate y unos Totis.

Y es que las mamás vivimos a dieta, tratando de evitar toda clase de pecados pero muchas veces no somos tan cuidadosas con la alimentación de nuestros hijos.

La verdad es que muchísimas veces yo caigo en la trampa de la comida chatarra y el azúcar, ya sea por falta de tiempo, por prisas o porque de plano Elisa no quiere comer más que una rebanada de pastel. Pero en la noche me llega la culpa, ¿estará recibiendo todos sus nutrientes? ¿Le debería de dar más verduras? ¿Debería estresarme por todos los chocolates que se comió en la piñata?

Cómo todo en la vida se trata de BALANCE, hay que dejar a los niños ser niños, y ¿qué mejor edad para aborazarte de pastel con betún que en tu infancia? Pero si sabes que es día tu bebé va a comer más azúcar de lo normal, asegúrate que ese día tome suficiente agua y coma suficientes vegetales para compensar.

Existen algunos tips que te pueden servir para tratar de que tu hijo coma de manera balanceada.

1.- Existen versiones saludables de ABSOLUTAMENTE todos los postres del mundo.

Si tu hijo ama los hotcakes prepáralos con avena y plátano. Si le encantan los dulces, trata de darle un mango súper dulce de postre. Si tienes una piñata, lo mejor es no estresarse y dejar que tu niño disfrute, que coma una rebanada pequeña de pastel y que siga corriendo y subiéndose al brincolin.

2.- No satanices el azúcar.

Lo peor es PROHIBIR un grupo alimenticio. Si nunca lo dejas comer galletas y chocolates, lo más probable es que lo hagan a escondidas, en grandes cantidades y con mucha culpa. Lo mejor que puedes hacer es desde pequeños enseñarles y educar su paladar para que por ellos mismos sean capaces de decidir cómo, cuando y dónde quieren comer azúcar.

3.- Experimenta y ponte creativa con las verduras.

Elisa AMA el jugo verde, nada más le pongo un poco más de fruta que al mío. También le hago pasta con calabaza y le pongo espinaca a su omelette. A los niños les encantan las verduras bien preparadas, un broccoli hervido, ¡yo tampoco me lo comería!

¡Espero les sirva mucho beauties!

Nos vemos en el siguiente post.


Imágenes vía Pinterest, Giphy. 

Comentarios

Deja un comentario

Hildelisa says

Que padre post!! Me encanto