icon-facebook icon-instagram icon-twitter icon-pinterest

#WorkYourLove: Nuestro Cuidados “Intensivos” y El Amor Propio

Queridas beauties, estoy MUY contenta hoy de escribir para ustedes. Sin duda es un artículo especial: semanas atrás estuve en una situación límite y la vida me ha dado una sincera segunda oportunidad.

Todo empezó porque mi mamá ̈trascendió ̈ de un día para el otro, no nos dió tiempo de prepararnos porque se dió rapidísimo. Todos quedamos en shock… A los pocos días de esto, mi cuerpo se manifestó: terminé terapia intensiva en grave estado. El diagnóstico médico fue de encefalitis autoinmune, aunque mi caso no terminó de encajar en ningún cuadro que ellos hubieran visto hasta entonces. El tema es que estuve 5 días “out”, inconsciente, completamente desconectada. Nadie sabía si iba a despertar, si no despertaría. Nadie sabía si, en caso de sobrevivir, iba a tener secuelas, ni cuáles…

El día 5 decidí despertar. Desde entonces ha sido recuperar cada día un poquito de funciones y capacidades, por ejemplo la capacidad de expresarme. Ahora estoy muy bien y cada vez mejor, sin absolutamente ninguna secuela más que el nuevo Amor por la Vida.

Y además, mientras escribo estas líneas es mi cumpleaños número 33: todo un honor poder compartirles este pedazo de lección que para mi fue tan fuerte y dolorosa pero con los aprendizajes más profundos. Ojalá no tuviéramos que vivir lecciones tan fuertes para entender. Ahora volví literalmente a vivir y a tener la posibilidad de enfocar esta vida con lo realmente importante. Establecer las prioridades de verdad. Tantas veces se nos pasa la vida preocupadas, con estrés constante, o ausentes del ahora (pensando en ayer o en mañana, o en problemas que aún no existen, o rumiando cosas que ya fueron), durmiendo mal, comiendo mal, no haciendo cosas que nos alimentan el alma. En fin, poniéndonos últimas en nuestra lista de prioridades cuando resulta que deberíamos estar primeras.

Sí, estar primeras en nuestra lista de cuidados “intensivos” no debería debería ser un lujo sino una necesidad básica. Y eso, para mi, es amor propio. Eso es el Amor a Mi. Va mucho más allá de cómo permitimos que nos hablen o la ropa que podemos usar. Ojo, esto es parte, pero a lo que yo me refiero viene antes.

Yo creo que el amor propio se trabaja desde niveles mucho más profundos de los que se habla normalmente. Ese amor se trabaja desde adentro y en lo más profundo de nuestro corazón, nosotras con nosotras, y a cada instante, con lo que vamos eligiendo: soltar o retener, quejarnos o agradecer, ver el vaso medio lleno o medio vacío, aprovechar la situación para crecer o como excusa para no movernos.

Eso va a hacer que nuestro mundo reaccione a nuestras decisiones, así que tomar mejores decisiones nos lleva a mejores resultados, vivir mejor, ser más concientes, más presentes, más felices = mejoramos el mundo alrededor. Todos ganamos ¿no es bello?

Un abrazo sin fin 

Victoria 

Comentarios

Leave a Reply

Jimena Arenas says

Hermosa reflexión.. y no quiero ni imaginar las de ma a adelante... porque cuando te pasa algo límite , muchas fichas caen después. Bella te quiero