icon-facebook icon-instagram icon-twitter icon-pinterest

#BEAUTYMOMMY: SEXY MOMMY

Por: Fernanda Castillo de S. @Fercasalinas 

Hola beauties:

Así de rápido llegó el último mes del año y entre fiestas, posadas, tráfico y compras de regalos navideños, se me ha hecho difícil encontrar un ratito para mí. Pero me he propuesto que ni las prisas, ni el cansancio o flojera alteren mi ritual de belleza, y cuando por fin logro encontrar un ratito libre trato de consentirme con una mascarilla en mi cara o pelo, un pedicure o un baño con sales en mi tina.

Estoy empezando mi semana 31 y no puedo quejarme, todo el embarazo me he sentido de maravilla. Pero estoy comenzando la última etapa donde los achaques se multiplican y la verdad hay momentos en los que resulta difícil sentirme yo misma; me canso más rápido, ya no aguanto los tacones, las hormonas me hacen sudar en exceso y mi cuerpo está cambiadísimo.
No lo voy a negar, más de una vez me he sentido tentada a usar yoga pants, sudadera y tennis como mi uniforme de diario, y es que en el embarazo es muy fácil dejarte llevar por lo más cómodo y fácil, especialmente en todo lo relacionado a tu aspecto personal. Pero si hay algo que está PROHIBIDO en esta etapa es: el pescado crudo y el abandonarte por completo. El estar embarazada NO está peleado con sentirte sexy.

El sentirte guapa y sexy va más allá del cómo te ves; afecta tu actitud ante la vida, tus ganas de probar cosas nuevas, tu estado anímico y por supuesto tus relaciones personales y de pareja. No se trata de ser superficiales, sino de aceptar y celebrar lo femenino, de quererte y convertirte en la mejor versión de ti misma. Y si bien durante el embarazo habrá momentos en los que te sentirás poco atractiva (empezando por los pies de hobbit) no encontrarás mejor etapa para re-descubrir tu belleza, tu poder y la confianza en ti misma. Cuando te sientas decaída, hormonal o cansada, corre al espejo arréglate el pelo y ponte un poco de rimmel, lipstick y perfume, ya verás que la vida te sabe mejor.

bm1

Les comparto algunos tips para verte y sentirte sexy durante todo el embarazo:

Haz Ejercicio:
Las endorfinas serán tus aliadas para combatir la montaña rusa de emociones que te causan las hormonas. Haz una playlist con tu música favorita y sal a caminar o haz un poco de pesas; estarás tonificando tu cuerpo, liberando toxinas a través del sudor, y te llenarás de energía y buena vibra.


Encuentra TU fragancia:

Acabo de terminar de leer el muy cotizado “How to be parisian wherever you are” y si algo se me quedó grabado es el consejo que da Caroline de Maigret (últimamente ando obsesionada con ella): “Encuentra TU perfume antes de los 30 y úsalo los siguientes 30 años”. El tener TU propio aroma contribuye a definir tu estilo personal, y no hay nada más sexy que una mujer auténtica. Ahorita me fascina el WHITE JASMIN AND MINT de Jo Malone, pero quizá lo cambie, todavía me quedan 3 años para decidirme.


Encuentra la Lencería Perfecta:

Sin duda una parte difícil del embarazo, porque necesitas brassieres y calzones que sean cómodos pero que se vean sexys y bonitos. Créeme si existen, es cosa de tener paciencia, buscar y saber que es lo que te queda. Usar ropa interior bonita es como traer un arma secreta, sólo tu sabes que la llevas, y créanme queridas beauties, eso cómo mujer te empodera.

bm2


Boobs divinas:

Tus boobies crecerán a un tamaño que jamás creíste posible, y que mejor que sacarles provecho. Asegúrate de cuidarlas mucho durante el embarazo ya que estarán ocupadísimas durante la lactancia. Usa la talla de brassiere correcto, huméctalas con aceite de almendra en la mañana y en la noche y trata de dormir con top de ejercicio.


Boca Sexy:

No hay nada más sexy que una mujer que se atreve a hacer cosas diferentes. Aprovecha la etapa de embarazo para verte guapa y femenina con tonos atrevidos en tus labios; los rojos y vino vienen muchísimo esta temporada. ¿Mi favorito? El Stay All Day Liquid Lipstick de Stila en tono Beso. Te dura toda la noche y no tienes que preocuparte por retocarlo.

bm3


Sexy por dentro y por fuera:

Este sin duda es el mejor consejo que he recibido durante mi embarazo. Los famosísimos Kegels (no por nada todas las gurús de beauty y fitness los recomiendan) son ejercicios que consisten en apretar por algunos segundos tu área pélvica (como si quisieras aguantarte las ganas de hacer pipí) y tienen muchísimos beneficios para la salud especialmente después del embarazo. Fortalecer tu zona pélvica es importante para mantener tu útero, tu vejiga y tus intestinos en su lugar y así evitar la incontinencia.


Bueno beauties estaré de vuelta hasta el 2016, les deseo una feliz Navidad y lo mejor para el Año Nuevo;

Besos,
Fernanda Castillo de S.

Comentarios

Deja un comentario