icon-facebook icon-instagram icon-twitter icon-pinterest

NO ES LO MISMO TRES MOSQUETEROS ¡QUE 17 AÑOS DESPUÉS!

El fin pasado se casó una de mis mejores amigas de Culiacán. Además de sentirme infinitamente feliz por ella, porque tiene una historia de amor increíble con final de princesa, estaba súper emocionada porque el magno acontecimiento reuniría a casi toda mi banda de la prepa, y a algunas no veía prácticamente desde entonces. Por si fuera poco, era en San Miguel de Allende, uno de mis lugares favoritos en el mundo.

image (2)

 

Llego el gran día, yo en looksazo de boda de tarde. Vestido corto rosa palo (mi color favorito) que además encontré en una rebaja de locura en Narciso Rodriguez. Me salió más barato que haberlo comprado en H&M, #PeloDeLoca a media espalda y boca rosa fucsia como un homenaje a mis raíces orgullosamente Sinaloenses #LipstickRosaCulichi. Los zapatos eran de tacón ancho para aguantar lo que pintaba ser 12 horas de fiesta continua.

photo

 

Poco a poco fueron llegando todas mis amigas, con sus esposos y déjenme decirles que si es muy cierto el dicho ¡Que guapas son las norteñas! A pesar de haber sido compañeras de escuela hace casi 17 años (wow!) y las conozco de toda la vida la verdad es que todas están mejor que nunca. Me encanta como siempre están arregladas divinas, súper maquilladas, peinadísimas. Algunas ya tienen 4 hijos (Hi Marcela!) y están espectaculares. En pleno chisme de amigas, les pregunte ¿qué hacen para estar tan guapas? Ya saben, una hace juicing y come súper sano, otra hace muchísimos Pilates, también están las locas del crossfit, las de la paleo y no falta la que dice “no hay mejor ejercicio que perseguir a tres niños menores de 6 años”. Al final, la conclusión es que la clave esta en cuidarte, comer lo más saludable posible y mover las carnes, jajaja!! Por más que te cuides con la alimentación, hacer ejercicio es la clave para mantenerse en forma y feliz (que flojera, pero es la verdad). Es también una realidad que después de cumplir los 30 ¡todo se cae! Así que hay que echarle mil ganas.

También es muy notorio quienes se cuidan la piel desde muy jóvenes, quienes se asolearon sin control en los 90as y quien nunca ha movido un dedo en su vida, jaja!! Pero al final todas son suertudas de ser guapísimas y además ¡las mas divertidas! Eso si, claramente en la pista ya no aguantábamos ni de chiste bailar como trompos por más de una hora seguida, culpábamos la falta de aire “por la altura” pero todas sabemos que ya no tenemos la misma condición física que a los 15. Se morirían de la risa de vernos a todas con el chamorro hinchado y el pie como Santo Cristo pero eso si, NI MUERTAS nos quitábamos el tacón.

image

 

Ver a estas niñas a quienes les tengo tanto cariño, realizadas, contentas y sobre todo divinas por dentro y por fuera me hizo reflexionar ¿Cuál será la clave para vernos guapas y sobre todo sentirnos bonitas después de tantos años? Obviamente no somos unas rucas (todas tenemos menos de 35), pero tampoco somos unas quinceañeras. Me queda claro que una buena alimentación, hacer ejercicio, protegerte del sol y usar buenos productos para la piel son “los dichosos buenos hábitos” básicos para conservar la belleza al máximo, pero ¿qué más? Y no estoy hablando de tomar cursos de superación personal, ni de hacer afirmaciones diarias frente al espejo repitiendo siete veces “soy una Diosa cósmica”. Algo debe de existir que nos ayude a vernos y sentirnos bien, antes de hacer uso del botox, los fillers y demás preciosidades que claro que recomiendo pero todavía no necesitamos. ¿Cómo prolongar al máximo la “necesidad” de hacernos “arreglitos” en la cara?

Con estas dudas tan profundas de #SalvandoAlMundo, contacté a mi #BeautyDoc Javier Ruiz Ávila @JavierDerma, para mi el mejor dermatólogo de México, para pedirle su consejo. ¿Qué podemos hacer para evitar al máximo los primeros signos de la edad? Tomando en cuenta que comemos bien, movemos las carnes y usamos bloqueador religiosamente. Su respuesta me dejo con cara de signo de interrogación “Blondie, lo primero que quieres es evitar la Glicación al máximo”. ¿Glicaaaaaa queeeeé? No estoy entendiendo nada. “La glicación es una reacción química que se lleva a cabo principalmente en dermis: las moléculas de glucosa que provienen de nuestra alimentación reaccionan con las estructuras moleculares proteicas, generando una desorganización de la dermis, se producen proteínas más grandes, denominadas proteínas glicosiladas, que son dañinas para el organismo, y que el cuerpo no puede desecharlas. En general actúan como factores pro-envejecimiento.” Me explica pacientemente mi Doc. ¿Cómo? Ósea que prácticamente el consumo de azúcar refinada, harinas blancas, refrescos y comida procesada además de hacernos subir de peso enferman las células de la piel, nos hace viejitas y es el factor por el cuál todo “te cuelga” después de los 30. “¡Exacto! La glicación ocurre en la piel realmente en cualquier edad, solamente que el daño acumulado de malos hábitos por años comienzan a ser notorios realmente a partir de cierta edad, como los 30.” Me cuenta Javier.
OMG!! Claro que casi me dio un infarto, me paso una película por la mente con todos y cada una de las conchas de maque, scones, capuchinos, helados de “yogurt” (#enmimente sanos), papitas con chamoy, chilitos (mi debilidad) y todo el mugrerío que intento eliminar de mi vida pero a veces – muy frecuentemente- pierdo la batalla.

Javier por favor te suplico que me digas que la glicación es reversible, que tiene solución ¿Podemos reparar el daño? Le pregunto desesperada y tiro inmediatamente la paleta Miguelito que estaba atacando a mordidas (totalmente mi estilo). “Por suerte si es reversible, podemos reparar el daño poco a poco mejorando nuestra alimentación, disminuir el consumo de azucares y lácteos, tomar abundante agua y realizar ejercicio diariamente” me explica mi Doc.

De repente todo me hizo sentido, sin lugar a dudas somos lo que comemos, y tenemos la piel por la cual nos esforzamos. Ahora ya no solo es importante disminuir los alimentos procesados al máximo (todos llenos de azúcar y conservadores) para mantenernos delgadas y en forma. Es totalmente un tema de SALUD y por consiguiente de belleza. Si la glicación afecta el aspecto de tu cutis, evidentemente afecta también a toda la del cuerpo y más importante ¡nuestros órganos! Que están formados también por tejido dérmico. Comer sanamente y hacer ejercicio ya se convirtió en un tema de supervivencia para nuestra generación que creció con la comida rápida, el microondas, los tamaños descomunales de porciones y la comida procesada llena de sodio, conservadores y azúcar.

Claramente no las quiero traumar beauties, este es un blog de belleza y cosas lindas y divertidas pero es importante tomar conciencia de los temas importantes de salud para sentirnos plenas y contentas. Empieza poco a poco, eliminando al máximo la comida chatarra de lunes a sábado y el domingo te das un gustito. Aumenta tu consumo de agua, haz ejercicio. Si te da flojera vete al centro comercial en tenis de deporte y camina rapidísimo durante 40 minutos sin parar, luego regresas a ver lo que te gusto en los aparadores ¿súper técnica no? yo la llamo #BlondieYoga jaja!! Les juro que funciona y es mejor que no hacer nada. Si tienes hijos, intenta crear buenos hábitos alimenticios, sustituye lo mas que puedas los dulces por frutas, hazles snacks ricos y sanos ¡también prepara para ti! Come mas verduras en tu día, y reduce el consumo de lácteos lo más que puedas. Estar sana no tiene por que ser caro o difícil, solo requiere de un poco de organización y mucha disposición.

Por otra parte y porque me gusta ver el lado positivo de todo, también hay muchísimos alimentos saludables como el aceite de coco, el aguacate, las nueces y mil más que además de ser deliciosos ¡embellecen a tu piel! Pero ese es tema para otro post, prometo escribirlo pronto.

No quiero dejar de contarles a las beauties que hacen muchísimo ejercicio como Pilates, crossfit, etc. y no logran marcarse o “levantar la pompa” que chequen su consumo de azúcar y carbohidratos refinados. El Dr. Javier Ruiz también me explico que la glicación afecta la piel de todo el cuerpo (obvio) y es un factor determinante para la formación de celulitis y promoción de la flacidez. Así que ya lo saben, si no logran levantar la pompa o quitarse lo colgadito de la panza, lo más seguro es que es por la culpa del Chocorrol y del Sabritón. ¡Malditos asesinos deliciosos!

Y  bueno, finalmente retomando el tema de la Boda y para despedirme, les cuento que fue una fiesta inolvidable, llena de carcajadas, viejos recuerdos y mucho cariño. Evidentemente entre el Tequila y el Chilaquil de madrugada hicimos y consumimos TODO lo que causa glicación, pero no importa. Hay que darle gusto al gusto de vez en cuando para ser felices y disfrutar estos momentos maravillosos de la vida al máximo. Sino, ¿para que cuidarse tanto?. Y si, mas de una termino con la pestaña postiza en el cachete, otra deschongada (literal) y se rumora que más de una perdió los zapatos.. jaja!! Pero saben que, de estos pequeños capítulos construimos nuestra historia. Les dedico este post a todas mis amigas guapas por fuera, más hermosas todavía por dentro. Mujeronas echadas para adelante y seguras de si mismas. Verlas (aunque poco) me inspira y siempre me llena el corazón hasta el tope.

 

 

Happy Marriage POSH!!! I LOVE YOU…

Xoxo,
Hildelisa

Comentarios

Deja un comentario