icon-facebook icon-instagram icon-twitter icon-pinterest

#BEAUTYMOMMY: ¡BUSCA TU EQUILIBRIO!

Por: Fernanda Castillo
@FerCaSalinas

 

¡Hola beauties!

¿Cómo van de fiestas y posadas? Esta es mi época favorita del año, me encanta la ilusión del año nuevo, para mí es cómo una segunda oportunidad, es comenzar o terminar todo lo que no logramos el año anterior. Así que voy a aprovechar para hacer una reflexión porque #newyear. Primero que nada estoy fascinada de contribuir en Beautyjunkies y es muy gratificante compartirles un poquito de mi vida como #newmommy, gracias por leerme y espero que los tips y consejos les hagan la vida un poquito más fácil.

El año 2016 será un año clave en mi vida, fue el año en que me convertí en mamá y descubrí lo que era el amor más puro e incondicional que se pueda tener (aunque suene a cliché, es 100% verdad). También descubrí lo que es la verdadera paciencia, las noches sin dormir, y la preocupación que te quita el sueño.

Y es que la maternidad te da mucho, pero es tan demandante, que resulta natural olvidarte por completo del rol de esposa, de amiga y de socia. La pregunta del millón es ¿Cómo le hago para mantenerme en balance? ¿Cómo mantengo todas mis facetas alineadas?

Yo encontré MI EQUILIBRIO en la forma del Lipstick BESO de Stila. Cuando mi bebé descubrió mi boca pintada de rojo se volvió loca; gritaba, no la dejaba de ver, de tocarla y de carcajearse. ¿Cómo era posible que un color tan vivo y brillante estaba en la boca de su mamá? Mi esposo al darse cuenta de las risas de la bebé corrió al cuarto y me vio, arreglada y con la boca roja. Yo creo que se acordó de cuando éramos novios, porque vivía con ese color en los labios. Y es que ser mamá cansa y encima los proyectos personales o profesionales y lograr mantener una relación exitosa con esposos, familiares y amigos ¡suena imposible! Pero cómo me dijo una amiga muy sabia “Mis proyectos son mi entrada, mi marido el plato fuerte y mis hijos el postre”

screen-shot-2016-12-15-at-1-49-09-pm

Y así fue como un lipstick, algo que pareciera tan superficial y ajeno a los problemas mundiales, me regresó a mi equilibrio, a mi esencia y me hizo sentir, aunque fuera por unos breves minutos, que todo iba a salir bien.

No subestimes nunca el poder que tienen los cosméticos en ti y en la gente que te rodea. Automáticamente al sentirte más guapa, tu autoestima aumenta y tu actitud cambia para bien, así que ¡haz la prueba!

Besos,
Fer.

 

 

Comentarios

Deja un comentario