icon-facebook icon-instagram icon-twitter icon-pinterest

#BEAUTYMOMMY: ¿QUÉ HAGO CON MI PLACENTA?

Por: Fernanda Castillo S.  @FerCaSalinas

¡Hola Beauties!

Espero que el 2016 las esté tratando de maravilla. Ya la siguiente vez que nos escribamos les estaré presentando a mi bebé, prometo escribir y enseñarles fotos. Las últimas semanas de embarazo son una locura, típico que se juntan todos los pendientes y en vez de descansar en mi casa, ando de arriba para abajo.

La semana pasada tuve mi último baby shower y platiqué con una amiga que vive en Estados Unidos y recientemente tuvo a su bebé. Ella se encargo de introducirme a un mundo que no conocía: el tema de la placenta. Si, el órgano que se desarrolla durante el embarazo y que se encarga de la nutrición y respiración del bebé, tiene, aparentemente, otros usos. Varias actrices de Hollywood como, January Jones, Gaby Hoffman y Kourtney y Kim Kardashian son fieles seguidoras del movimiento de Placentophagia (nombre en inglés), el cuál consiste en consumir tu placenta después del parto, ya sea cocinada o encapsulada. Así de fuerte como se escucha; Kim Kardashian mandó encapsular su placenta después del nacimiento de su hija Saint West y January Jones la congelaba y se la tomaba en sus licuados verdes. La verdad es que el concepto me impresionó demasiado y decidí investigar más al respecto y compartirlo con ustedes.

Todos los mamíferos, excepto los humanos, se comen la placenta inmediatamente después de haber tenido a sus crías, los beneficios y razones de este comportamiento son desconocidos. Esta práctica estaba más asociada a culturas antiguas, las cuales, enterraban la placenta con un propósito espiritual, las hippies de los 70’s y a aquellas mujeres obsesionadas con el new age. Sin embargo, últimamente, (y en parte gracias a voceras como las Kardashians) esta práctica se ha vuelto más y más común, especialmente en E.U.A.

Es importante mencionar que al día de hoy no existe un estudio que compruebe algún beneficio de consumir tu placenta, aunque se cree que los altos contenidos en hierro, vitamina B12, y hormonas pueden aumentar la salud y recuperación de la reciente mamá. Las mujeres que lo han intentado dicen que la recuperación es infinitamente más rápida, que se evita la depresión post-parto y aumenta la producción de leche materna. Otro de los supuestos beneficios es que te da un rush de energía impresionante y contribuye a la rápida contracción del útero. La manera más común de tratar a la placenta es dársela a una doula (la mujer que asiste el parto) especializada en el tema, la cual se encargará de deshidratarla y encapsularla. Otra forma es congelarla y agregársela a tus licuados mañaneros, o de plano cocinarla y preparar ya sea un tipo beef jerky o un caldo con verduras (Ya sé, el tema es muy fuerte).

smoothievía rabbitfoodformybunnyteeth.com

Si estás pensando en hacerlo, debes asegurarte de contar con toda la información necesaria, hablar con tu ginecólogo, contarle tus planes para que la placenta se mantenga fresca y asesorarte con especialistas que sean profesionales en el tema. Algunos doctores no lo recomiendan, ya que al tratarse de un órgano vivo se debe de dar un tratamiento especializado para evitar contaminaciones, lo cual podría resultar súper nocivo para la salud, especialmente si estás lactando.

Si quieres más información puedes visitar esta página, placentabenefits.info o esta cuenta de twitter @placentalady. Si estás interesada en hacerlo aquí en México, mandame un correo a mfernanda.castillom@gmail.com y con mucho gusto te mando toda la información.

Mil Besos,
Fernanda

Comentarios

Deja un comentario

sofia says

Yo me la comi Fer!! jaja me la encapsularon en pastillas, y la verdad si senti la diferencia...

Flora says

Yo se la di a mi doula y la tomé en pastillas. La diferencia es mucha, que si es todo un tema y medio da asquito al principio pero para eso tu doula te tiene que preparar e informar de todo.