icon-facebook icon-instagram icon-twitter icon-pinterest

#BellezaEstratégica: Modales De Perros

¡Hola beauties! Espero que como yo, ya estén felices de estar casi por entrar a la primavera, a mi me da mucha paz después del invierno tan duro que tuvimos en algunas partes del país. Les cuento que hace unas semanas me decidí -después de mucho pensarlo- a adoptar a una perrita rescatada de las calles que ya me trae en la baba, y se me ocurrió hablar sobre cómo brillar en sociedad cuando paseamos a nuestros perros que siempre, aunque no lo queramos, hacen pipí, popó, ladran, y le huelen la cola a otros perros.

Si tienen peludos que pasean en la calle, ¡tomen nota!

 

1. La correa

Traerlos con correa es fundamental. Debemos tener en cuenta que no a toda la gente le gustan los perros y muchas personas incluso les tienen miedo, así que debemos tener control total de nuestros peludos para que la gente no entre en pánico por temor a que los persigan o muerdan. Incluso por seguridad al cruzar las calles o al acercarse mucho a otros perros, es mejor tenerlos seguros.

Hace unos meses tuve una experiencia muy desagradable en la playa, un pequeño chihuahua sin correa empezó a corretear a un niño de 5 años que claramente no era amante de los perros. Afortunadamente no le hizo nada, lo que sí estuvo horrible fue el pleito entre el dueño del perro y el papá del niño. El asunto terminó en golpes.

 

2. Dejar la banqueta como la encontramos

El tema de las popós en la calle es una pesadilla, de verdad es cero elegante y considerado no recoger los deshechos de nuestros perros. Amarren el rollito de bolsas a la correa, cuélguenselo de collar, lo que sea para que no se les olviden, pero POR FAVOR siempre recójanla. Jamás podría entablar una conversación amistosa con alguien que deja el cochinero de sus perros en la calle ¿o estoy exagerando? Incluso les recomendaría siempre llevar bolsitas de más por precaución, y tal vez hasta para hacer nuestra buena obra del día y regalarla a alguien que no lleve.

No es por intrigar pero un profesor de ecología me contó que al año respiramos aproximadamente 2 kg. de popó de toda la que hay esparcida por la ciudad. No contribuyamos ¡guácala! En el caso de la pipí, les confieso que salgo con una botella de agua de la llave para limpiar un poco y que no se quede el charco amarillento.

 

3. La socialización entre perros

A los perros les encanta medir fuerza y jerarquía entre ellos, además de olfatearse la cola unos a otros ya que es su forma de crearse una “primera impresión” o sea, como cuando nosotros revisamos a alguien de arriba a abajo. Esto es natural y debemos dejar que se vean y se huelan, siempre estando pendientes que no entren en un pleito entre ellos o que el olfateo dure mucho tiempo, con unos 5 a 10 segundos es suficiente.

 

4. Cuando quieres jugar con un perro que no es tuyo

Nos enternece muchísimo ver perros y queremos acariciarlos y jugar con todos… ¡pero ojo! Por educación y hasta por seguridad, siempre debemos preguntar al dueño del perro si podemos tocarlo. Si tienen hijos pequeños, les recomiendo les enseñen a preguntar siempre antes de tocar. Esto previene que se lleven un susto o una mala cara por parte de la otra persona.

 

Me encantaría que si tienen otros temas o tips que quieran compartir en esta columna los dejen en los comentarios.

Un abrazo, feliz inicio de la primavera ¡y nos vemos a la siguiente!

 

– Mireya (@mireya__mb)

 

Imagen destacada: Harper’s Bazaar Australia Noviembre 2017 

 Michael Roberts Authentic Jersey

Comentarios

Leave a Reply