icon-facebook icon-instagram icon-twitter icon-pinterest

#BellezaEstratégica: Ponte En Tus Zapatos

Acepto con un poco de culpa que en lo que más gasto es en zapatos, pero la verdad los disfruto como nada y por eso los cuido como un tesoro. Si son del mismo equipo y los aman tanto como yo, les comparto algunos tips para alargar su vida útil y que siempre sean la joya de la corona a la hora de vestirse.

1. Limpieza

Me chocan las personas que andan con los zapatos sucios o en muy mal estado. Quien no cuida su calzado da la impresión que no cuida nada en su vida ¿o no? Por eso es bien importante que siempre les quitemos el polvo y la mugre con un trapo húmedo o con un cepillo si son de ante o gamuza. Si son de piel y se pueden bolear ¡háganlo! para que siempre estén impecables.

Ahora con los calores y que usamos zapatos abiertos los pies nos sudan mucho. Por ello les recomiendo también limpiarlos por dentro e incluso ponerles spray desinfectante y desodorante antes de guardarlos. Es mejor que los zapatos se guarden en un lugar donde tengan algo de ventilación, si los guardamos en cajas o bolsas los olores se concentran y la piel puede llegar incluso a secarse.

 

2. Mantenimiento

Si se les rompe alguna decoración del zapato, se les cae la tapa del tacón, se raya alguna parte o se les rompe el broche, ¡llévenlos al zapatero! Con una inversión muy baja pueden alargar la vida de sus zapatos por mucho tiempo. No esperen meses a hacerlo, en especial, cuando se caen las tapas de los tacones, es horrible estar escuchando el tirrín tirrín cuando caminamos, parece que queremos anunciar por dónde vamos pasando.
Ahí les va un tip adicional. Si manejan tengan siempre un par de zapatos viejos ahí y úsenlos para manejar, así no se les gasta el talón por el roce al usar el acelerador o el clutch.

 

3. ¡Los pies!

Señoritas, seños y señoras: ¡Por favor háganse pedicure! Nada más desagradable que ver a una mujer con zapatos abiertos que trae las uñas de los pies largas o cochinas o a medio barnizar y encima, los talones como de polvorón (¡fuchi!). Los zapatos abiertos están hechos, sí para estos calores, pero también para enseñar unos pies bien cuidados (lo cual es muy sexy). Si el presupuesto no les da para hacérselo seguido, cómprense los aditamentos y dense una pasada ustedes mismas. Yo aprendí solita a hacerme pedicure porque odio que me toquen los pies, solo voy a que me las pinten porque si lo hago yo parece que me las pintó mi sobrina de 5 años.

 

4. Mantén un look equilibrado

Cuando usen pantalones cuiden que la parte de abajo no se les haga bolas en los zapatos, hay que darle su espacio a cada prenda para mantener un look equilibrado. Lo mismo con las bastillas, andar pisando nuestro propio pantalón acaba con él y con nuestra credibilidad (jaja exageré, pero sí cuídenlo).

En épocas de frío cuando usamos mallas o medias negras, cuida que los zapatos también sean negros, si no, nos vemos como Mimi Mouse. Es posible que en algunas combinaciones o con ciertos zapatos funcione, pero si no son especialistas en moda sugiero que no se arriesguen.

 

Y si les he caído mal con lo que escribí ahí les va la última antes de despedirme: Los Crocs son un NO ¡siempre! Aunque estén limpios, aunque les hayan costado carísimos, aunque los usen los famosos, se me hacen inmundos en todas sus versiones.

¡Un abrazo zapateado!

– Mireya MB (@mireya__mb)

 

Imagen: Sarah Jessica Parker Shoe Collection 

Imagen destacada: Sarah Jessica Parker Shoe Collection 

Comentarios

Deja un comentario