icon-facebook icon-instagram icon-twitter icon-pinterest

#BeautyMommy: Las Mamás Y El Celular

Si existe un tema que nos preocupa enormemente a las mamás es el de la tecnología. Y es que hoy nos enfrentamos a algo totalmente nuevo, algo que nos acompaña todos los días y que tiene un enorme potencial de dañarnos a nosotros y a nuestros niños.

Mucho se escucha de la adicción de los niños y adolescentes al celular, pero creo que deberíamos cuestionarnos sobre la adicción que tenemos como mamás. Hace exactamente un año tomé la decisión de borrar todas mis redes sociales, ¿por qué? Porque me di cuenta que me estaban consumiendo más horas de las que debería, y porque honestamente me harté de ese gusanito curioso que me pedía saber exactamente qué estaban haciendo las demás personas. El resultado ha sido una paz mental inigualable y una mejora increíble en la relación con mis hijos y mi esposo.

Algo que pensé sería cuestión de días se ha convertido ya en un año. Cómo cualquier adicción me costó muchísimo trabajo al principio, y es que checar Instagram se había convertido en una acción automática, a veces sin darme cuenta me encontraba scrolleando fotos.

Creo que no existe escena más triste que un niño pidiendo la atención de su mamá y que ella esté con los ojos clavados en un aparatito negro. Desgraciadamente es una escena más y más común. ¿Cuántas veces estamos con ellos sin estar presentes? ¿Cuántos momentos y risas nos hemos perdido por estar al pendiente de las vacaciones, de los hijos y de las rutinas de ejercicios de personas que ni siquiera conocemos bien? Estudios dicen que una persona pasa en promedio 6 horas del día en el celular ¿crees que es muchísimo? Te recomiendo bajar la aplicación “Momento”. Esta app te contabiliza las horas que pasas en el celular, así que prepárate para irte de BOCA.

Lo importante es cuestionar nuestra constante necesidad de “COMPARTIR”. Compartir nuestras experiencias, nuestras comidas, nuestros viajes y a nuestros hijos. Y es que la atención y aprobación son adictivas, una vez que las tienes es difícil dejarlas ir. Así que te invito a que dejes tus redes por tres días y le des un break a tu cerebro, déjalo descansar de tanto estímulo. Concéntrate en tus hijos, en tus amigos, en tus papás y hermanos. Comparte experiencias, historias, chistes y sonrisas con tus hijos. Créeme, absolutamente NADIE en su lecho de muerto desearía haber pasado más tiempo en Instagram.

¡Hasta el siguiente mes beauties!

 

By the way… Mi dermatóloga me acaba de decir que está COMPROBADO que el celular tiene efectos horribles en nuestra piel, su luz ocasiona manchas y la postura en que lo usas te saca papada. Si esto aún no te convence de dejar el celular un fin de semana, honestamente no sé que lo hará.

 

– Fer Castillo

 

Imagen destacada: Harper’s Bazaar 

 

 Brice Butler Jersey

Comentarios

Leave a Reply