icon-facebook icon-instagram icon-twitter icon-pinterest

#AllTheSingleBeauties: Say what!?

El mes pasado emprendí una nueva aventura en mi vida. Acepté participar en un proyecto increíble en mi trabajo, un nuevo equipo, un nuevo rol y una nueva ciudad: Singapur.

Cada vez que me he ido a vivir a otro lado, mis amigas, tías, etc., me dicen: “Pues a ver si no te enamoras y te quedas allá”. Así que claro, llegas a otro país y la gente te pregunta si llegaste sola o con tu familia o pareja, y los/las más buena onda te empiezan a querer presentar a alguien en el momento que descubren que eres soltera.

 

Aunque he vivido en varios lugares, esta ciudad es completamente diferente ya que mis referencias de este lado del mundo son casi nulas. Lo que quiero decir es que si fulanito me dice el nombre de la escuela a la que fue en Sudáfrica o los programas de tele que veía en Nueva Zelanda… no tengo la menor idea. Por acá, las referencias que tienen de México son sobre la comida; todo el mundo come tacos y toma tequila, pero muchos me preguntan qué idioma se habla en mi país.

Mi aprendizaje social será parte de la aventura y les iré platicando cómo me va por acá. Por lo pronto aquí les van mis primeras observaciones sobre lo que debes o no hacer cuando llegas a una nueva ciudad tan diferente.

 

1. Asumir que la gente sabe de tu país: Nosotros pensamos que México es el ombligo del universo pero los 2 mil millones de personas que viven por acá solo saben que estamos muy lejos, tomamos margaritas y jugamos fútbol; chance y hasta ubican a Chicharito pero no saben mucho más de nuestra cultura.

 

2. Saludar de beso y abrazo: Las personas no están acostumbradas a darle besos y abrazos a todo el mundo, así que cuando conoces a alguien es de lejitos y si acaso puedes tratar de darles la mano, aunque no siempre significa que te la vaya a dar.

 

3. Preguntar de dónde es la gente: Siempre debes preguntar ¿de dónde eres? y no asumir. Así como a algunos nos dicen”es que no pareces mexicana”, igual acá con personas de tantos lugares diferentes es difícil adivinar.

 

4. Tener paciencia con los acentos: Esto es súper difícil pero PACIENCIA, me dijeron que como al mes te acostumbras, ya veré en las próximas semanas.

 

5. Probar nueva comida: Ya estás aquí y tienes que probar, es lo que vas a comer todos los días y se vale que haya cosas que no te gusten pero también tienes que aprender a experimentar y no hacer caras cuando algo no te suena familiar.

 

6. Ir a planes rarísimos: Me invitó a salir un niño a tomar un café un jueves a las 9 pm, no entendía si era date, real un café o me iba a decir que tenía hambre. Sí fue un café, sólo café y tan tan.

 

7. You CAN be overdressed: Al estar en un lugar lleno de turistas sí existe tal cosa como overdressing, o sea que puedo guardar mis mega tacones y aprovechar para usar wedges, flats o algo más cómodo.

 

8. Glamour en pausa: Esto es lo que más me cuesta trabajo, hace tanto calor que te pintas y peinas y en un ratito ¡bye! Platiqué con una makeup artist que me dijo “acostúmbrate o te vas a tener que pintar cada 15 minutos”, así que es un buen momento para perfeccionar el beach look al máximo.

 

Así que eat, pray, love and ENJOY. El próximo mes les cuento cómo me va. Muchos besos beauties.

– Andrea Lobato

 

Imagen destacada: Vogue 1993

Imágenes: Daily Mail, Style Tomes, Chelsea and the City.

Comentarios

Deja un comentario

Priscila says

Mucha suerte Andrea! Padrísimo el enfoque de esta nueva columna!! saludos!